La diputada autonómica de Cs, Isabel Albás: “desde Ciudadanos exigimos al gobierno andaluz que se comprometa a lo que pueda cumplir, y deje de mirar a las próximas elecciones para mirar a las próximas generaciones”

“El gobierno andaluz lleva muchos años anunciando partidas presupuestarias para llevar a cabo la rehabilitación del Castillo del Belalcázar y aún no se ha hecho nada”, así lo ha denunciado la parlamentaria andaluza de Ciudadanos, Isabel Albás, quien ha recordado que “la Junta de Andalucía adquirió este inmueble en el año 2008 y anunció su rehabilitación en 2012, 2013, 2015 y 2016, aunque a día de hoy no ha destinado ni un solo euro, pese a que en 2017 el gobierno andaluz publicó la contratación de la licitación para este proyecto, financiado un 80% por fondos FEDER y fijando su importe en más de 1.300.000 euros y un plazo d ejecución 15 meses”.

 

En este sentido, Albás ha asegurado que “la adjudicación definitiva se ha realizado por un valor de unos 930.000 euros, lo que supone un 31% menos, razón por la que se ha retrasado el proyecto, ya que los técnicos de la consejería de cultura han advertido de una posible baja temeraria”, por eso, “desde Cs instamos a la Junta de Andalucía a que no adjudique a la baja la rehabilitación del Castillo de Belalcázar y se acuerde de las consecuencias que han tenido acciones de este tipo en Córdoba, como por ejemplo el Palacio de Congresos de la calle Torrijos”, ha subrayado la diputada autonómica de Ciudadanos.

 

“El gobierno andaluz del PSOE tiene que ser responsable.  Después de casi 40 años ya va siendo hora de que aprendan a gastar mejor, porque lo barato nos está saliendo caro a los cordobeses” ha resaltado Albás, quien ha afirmado que “los cordobeses estamos cansados de tantas promesas incumplidas” y ha exigido al gobierno andaluz que “desde Ciudadanos exigimos al gobierno andaluz que se comprometa a lo que pueda cumplir, y deje de mirar a las próximas elecciones para mirar a las próximas generaciones”.

 

Según la diputada autonómica de la formación liberal “si desde que la Junta es propietaria del inmueble en 2008 se hubieran invertido partidas presupuestarias anuales y si el gobierno socialista hubiera planificado su conservación, hoy, 10 años después estaría en mejores condiciones y podría servir como reclamo turístico y cultural de nuestra provincia”.

 

Por último Albás, ha señalado que la torre del homenaje de este Castillo, que mide 47 metros de altura, la más alta de la península ibérica, está en un estado de conservación más que preocupante, ya que el castillo por dentro está prácticamente en ruinas”.