El concejal de Cs, José Luis Vilches, resalta que “echamos en falta una mayor previsión ante el nombramiento de la Unesco” y asegura que “el momento de empezar a trabajar pasó hace meses”

El representante de Ciudadanos en el Instituto Municipal de Turismo, IMTUR, y viceportavoz municipal, José Luis Vilches, ha manifestado “su alegría por el nombramiento de Medina Azahara como Patrimonio Mundial de la Humanidad”, sin embargo, unido a la felicitación, ha reclamado “un plan de acción inmediato para fomentar un turismo de calidad que vaya ligado a este nombramiento”.

 

En relación a las declaraciones del responsable municipal de Turismo del Ayuntamiento de Córdoba, Vilches se ha mostrado preocupado por la “improvisación constante del gobierno municipal” y ha criticado que “no se haya previsto el impacto potencial del nombramiento, con lo que ya vamos tarde”. En este sentido el representante de Cs en el IMTUR ha insistido en que lleva solicitando una mayor periodicidad en las reuniones del órgano” y ha calificado de “poco profesional que sea ahora cuando el consistorio se plantee cómo abordar este reconocimiento internacional, qué servicios reforzar y cómo afrontar el incremento de demanda turística”.

 

El concejal de Cs en el Consistorio cordobés se ha preguntado “qué hubiera sucedido si la Unesco hubiese denegado la propuesta” y ha afirmado tener la sensación de que “va a ser ahora cuando el gobierno local y el IMTUR vuelquen sus esfuerzos en Medina Azahara, porque están obligados a ello, pero tenemos que aprender la lección de poner en valor el patrimonio de Córdoba y su provincia antes de que venga un organismo internacional a reconocerlo”.

 

El concejal de la formación naranja ha añadido que “este era el momento de presentar un plan de servicios integral para Medina Azahara, un estudio sobre la mejora de la accesibilidad al monumento, un calendario de actuaciones específicas, así como un programa de mejora del transporte hasta la ciudad palatina y una campaña de comunicación a nivel internacional que fomente un turismo de calidad”.

 

Estas reclamaciones se suman a las realizadas por la diputada autonómica por Córdoba, Isabel Albás quien el pasado mes de mayo exigió en el Parlamento de Andalucía un calendario de actuaciones previo a la decisión de la UNESCO y solicitó un proyecto viable y responsable para hacer accesible el conjunto arqueológico a personas con movilidad reducida.

 

 

Córdoba es la provincia andaluza donde más ha caído el turismo en los últimos meses, con una reducción del 5,5% en el número de visitantes durante el primer trimestre del año.  “El nombramiento de la Unesco podría revertir esta tendencia, pero desde Ciudadanos dudamos de la capacidad del Ayuntamiento de Córdoba para sacar partido en el corto plazo de este título”, ha concluido Vilches.