El portavoz municipal de Cs asegura que “en la Gerencia de Urbanismo hay medios técnicos y humanos suficientes para crear un cuerpo de inspectores que vele por el cumplimiento de la ordenanza de veladores”

 

El grupo municipal de Ciudadanos, en boca de su portavoz, David Dorado ha señalado que “el Ayuntamiento tiene que tomarse en serio el tema de los veladores y solucionar la situación de manera definitiva” y ha afirmado que “IU debe replantearse su estrategia y empezar a gestionar en vez de inventarse más chiringuitos políticos”.

Según Dorado “lo primero que tiene que hacer el señor García es redactar un protocolo de inspección urbanística, convocar oposiciones e incorporar personal a la Gerencia de Urbanismo dotado de potestad sancionadora” y ha puntualizado que “a día de hoy esto no se cumple”. Asimismo, el representante municipal de la formación naranja ha abogado por “crear el cuerpo de inspectores que se aprobó en el pleno y que Ciudadanos viene demandando desde el principio del mandato municipal”.

“Ante el incumplimiento de las normas, existen las sanciones. Y ante el mantenimiento de la situación de ilegalidad están las multas coercitivas, cuyo cobro puede ejecutarse administrativamente” ha incidido Dorado, quien ha destacado que “en la Gerencia de Urbanismo hay medios técnicos y humanos suficientes para crear un cuerpo de inspectores que vele por el cumplimiento de la ordenanza de veladores”.

El portavoz municipal de Cs ha asegurado que “un protocolo de inspección  y un cuerpo de inspectores es imprescindible en materia urbanística, y el señor García lo sabe”. Además Dorado ha subrayado que “la contratación una empresa externa es otra patada hacia delante”.

Por último, el concejal del partido liberal ha rechazado “la opacidad y el oscurantismo habitual de este equipo de gobierno, así como las justificaciones para no darnos datos concretos sobre las sanciones impuestas, su cuantía o el volumen de recaudación por falta de personal” y ha anunciado que “existen 24 personas adscritas al servicio de inspección urbanística que nos cuestan a los cordobeses más de un millón y medio de euros”.