El portavoz municipal de Cs, David Dorado propone “limitar las viviendas turísticas y propiciar la apertura de establecimientos hoteleros que son los que crean empleo de calidad y atraen turismo”

El grupo municipal de Ciudadanos “votará en contra de la modificación del Plan Especial de Protección del Casco Histórico” que desde hoy no permitirá el cambio de uso residencial de una vivienda en dos zonas del centro de Córdoba, así lo ha anunciado el portavoz municipal de la formación naranja, David Dorado quien ha asegurado que las medidas que se anuncian desde la Gerencia Municipal de Urbanismo solo servirán para incrementar el desempleo”.

“Debemos proteger nuestro casco histórico y para ello hay que limitar la proliferación de viviendas turísticas” ha incidido Dorado.

“Dejar de dar permiso para el cambio de uso a las viviendas del casco histórico, tal y como ha propuesto el señor García, no es la solución” ha señalado el representante de la formación naranja en Urbanismo. En este sentido Dorado ha puntualizado que “lo que parece que no sabe el señor García es que para dar de alta en el registro correspondiente de la Junta de Andalucía a las viviendas turísticas, no es necesario realizar cambio de uso de vivienda a otro uso” y ha explicado que “tan sólo sería necesario el cambio de uso de vivienda a apartamentos turísticos o a uso hotelero”.

La propuesta de Ciudadanos en este tema es “limitar las viviendas turísticas y propiciar la apertura de establecimientos hoteleros que son los que crean empleo de calidad y atraen turismo” ha afirmado el portavoz municipal del partido liberal.

Según, el presentante de Cs en la Gerencia de Urbanismo “el número de plazas en apartamentos turísticos es muy inferior al de viviendas turísticas”, por lo tanto, “una vez más el señor García actúa de forma contraria a lo que hay que hacer: limitar las viviendas turísticas y propiciar la apertura de establecimientos hoteleros que son los que crean empleo de calidad y atraen turismo de calidad”.

Por último, Dorado ha anunciado que va a impulsar “una reunión entre el Ayuntamiento y el sector para poner en encima de la mesa una solución real a este problema que beneficie a todos y en la que se tengan en cuenta todos los perfiles de las personas que nos visitan y que pernoctan en nuestra ciudad”.