El líder andaluz de la formación naranja “en C’s nos ponemos en la piel de los andaluces para no confrontar provincias, ya que mis enemigos no son el PP ni el PSOE, sino el paro y la corrupción”

20161220_103657

 

El portavoz andaluz de C’s en el Parlamento Andaluz, Juan Marín ha anunciado que “en 12 días cambiará algo en Andalucía que llevábamos esperando 35 años: la bajada del impuesto de sucesiones gracias a Ciudadanos” y lo ha hecho durante su intervención en los Desayunos de Diario Córdoba con motivo de su 75 aniversario para abordar los retos de Andalucía para el 2017 donde ha estado acompañado por la parlamentaria andaluza, Isabel Albás, así como de cargos electos y orgánicos de la formación naranja en Córdoba.

El portavoz del grupo parlamentario de C’s en Adalucía ha definido a su formación como “el partido del sentido común” y ha matizado que “en C’s nos ponemos en la piel de los andaluces”.

Asimismo, Marín ha asegurado que “no creo en la confrontación de los territorios ni entre los partidos, mi enemigo no es ni el PP ni el PSOE, mi enemigo es el paro y la corrupción” y ha resaltado que “a mí me encanta la construcción y no soy arquitecto, me gusta formar  y trabajar en equipo”.

En relación a los presupuestos de la Junta de Andalucía el portavoz del grupo parlamentario andaluz de Ciudadanos ha manifestado que “C’s no confronta territorios, por eso no provincializamos presupuestos.  Los 1.400 millones que hemos conseguido para el presupuestos andaluces son para los andaluces y no para los territorios” y ha puntualizado que “hay que poner recursos a la administración para que quien tiene la posibilidad de ejecutar un presupuesto mejore servicio que se presta”.

En cuanto al futuro de Andalucía ha destacado que “gracias a un equipo extraordinario C’s tiene futuro y un plan para Andalucía”  y ha subrayado que “vamos a hablar de crecimiento económico, de fiscalidad, de armonización de la fiscalidad de Andalucía con el resto de España, de las tasas de empleo” ha señalado Marín, quien ha indicado que, ya ha llegado el momento de “castigar a quien no cumple y ayudar a quien  cumple”.

Por último, Marín ha comentado que “hace falta que la clase política de este país sea capaz de sentarse y dialogar, para que cuando vaya a Europa no pida permiso, sino paso” y ha recordado que “en 2018 se acabaran las ayudas y tendremos que aprender a vivir de lo que producimos y de aportar en vez de recibir”.